lunes, 12 de agosto de 2013

Jules Renard (Diario).




“30 enero 1906

Solo hoy miro París.
Hace veinte años, no lo veía. Solo era ambicioso. Solo leía libros.
Ahora me detengo ante el Louvre, ante una iglesia, en una esquina, y digo: “¡Qué maravillas!”.
¿En qué he estado pensando hasta que me han abierto los ojos?
De ti me va a gustar todo: tus monumentos, las nubes rosadas de tus crepúsculos, y los gallos y las gallinas de tus muelles.
He sido estudiante. He tomado notas, y esta tarde, por primera vez, me paseo con gusto por el barrio latino.
Un señor muy elegante, muy rico, hombre del mundo de los animales, con sombrero de copa, retiene muy serio a un perro extraño que tira de la cadena como si su amo fuese ciego y paralítico”.

Jules Renard  (Diario).


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario