lunes, 23 de septiembre de 2013

J. Riechmann sobre M.Sacristán




J. Riechmann sobre M.Sacristán

Admirable, la definición de los intelectuales como “tíos que no
van en serio”. Cuando uno se toma la vida en serio, la verdad en
serio, la escritura en serio, entonces no es un “intelectual”: es un
amigo de la sofía, o un amigo de la poesía, o un amigo del
chinchón seco. Para cualquiera de esas amistades serias, la
condición previa es no perderse el respeto a uno mismo.


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario