martes, 30 de abril de 2013

María Gª Zambrano / DECLARACIÓN DE INTENCIONES





DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Que escriba algunos versos me propones
como si fuera un juego.

Escribiré unos versos.
Escribiré unos versos para nombrar lo cotidiano:

el aguijón de avispa en el ojo del buen cubero que no supo calcular
la caída
que no supo medir lo hondo de este caer
hambre
de este caer
túnel
de este caer
número en rojo.

Que escriba algunos versos me propones
como si fuera fácil.

Escribiré unos versos para nombrar lo cotidiano:

La pequeña lámpara enterrada que alumbra
la uña de un pie
que alumbra
la rodilla
que alumbra
ese puño
que alumbra
tu voz.

Que escriba algunos versos me propones.

Escribiré esos versos
para este frío.

Escribiré unos versos
para tu sed.


María Gª Zambrano


“Menos miedo” (Ed.Torremozas, 2012)

***

Dylan Thomas







La pelota que arrojé
cuando jugaba en el parque
aún no ha tocado el suelo.

Dylan Thomas

***

lunes, 29 de abril de 2013

ELOTRO





“En sus vulgares manos lo vulgar perdía todo rastro de vulgaridad”.

ELOTRO

***

EL LIBRO DE LOS ABRAZOS / EDUARDO GALEANO





EL PARTO

Tres días de parto y el hijo no salía:
      – Tá trancao. El negrito tá trancao  – dijo el hombre.
     Él venía de un rancho perdido en los campos.
     Y el médico fue.
     Maletín en mano, bajo el sol de mediodía, el médico anduvo hacia la lejanía, hacia la soledad, donde todo parece cosa del jodido destino; y llegó y vio.
     Después se lo contó a Gloria Galván:
     –La mujer estaba en las últimas, pero todavía jadeaba y sudaba y tenía los ojos muy abiertos. A mí me faltaba experiencia en cosas así. Yo temblaba, estaba sin un criterio. Y en eso, cuando corrí la cobija, ví un brazo chiquitito asomando entre las piernas abiertas de la mujer.
     El médico se dio cuenta de que el hombre había estado tirando. El bracito estaba
despellejado y sin vida, un colgajo sucio de sangre seca, y el médico pensó: No hay nada que hacer.
     Y sin embargo, quien sabe por qué, lo acarició. Rozó con el dedo índice aquella cosa
inerte y al llegar a la manita, súbitamente la manita se cerró y le apretó el dedo con alma y vida.
     Entonces el médico pidió que le hirvieran agua y se arremangó la camisa.


Eduardo GALEANO, El libro de los abrazos,
Siglo XXI, Madrid, 1997 (pag. 210)

***

domingo, 28 de abril de 2013

Wisława Szymborska





HIJOS DE LA ÉPOCA

"Somos hijos de nuestra época
y nuestra época es política.

Todos tus, mis, nuestros, vuestros
problemas diurnos, y los nocturnos,
son problemas políticos.
Quieras o no,
tus genes tienen un pasado político,
tu piel un matiz político
y tus ojos una visión política.

Cuanto dices produce una resonancia,
cuanto callas implica una elocuencia
inevitablemente política.

Incluso al caminar por bosques y praderas
das pasos políticos
en terreno político.

Adquirir significado político
ni siquiera requiere ser humano.
Basta ser petróleo,
pienso compuesto o materia reciclada.

Los poemas apolíticos son también políticos,
y en lo alto resplandece la luna,
un cuerpo ya no lunar.
Ser o no ser, ésta es la cuestión.
¿Qué cuestión?, adivina corazón:
una cuestión política."

Wisława Szymborska

***

sábado, 27 de abril de 2013

Coetzee: “No existe el progreso cuando se trata de la censura”





Coetzee: “No existe el progreso cuando se trata de la censura”

El autor de En medio de ninguna parte, Esperando a los bárbaros y Vida y época de Michael K. hizo un discurso sobre la censura y contó cómo esos libros de las décadas del 70 y 80 esquivaron el control que ejercía el régimen del apartheid en su país. "No hace falta prohibirlo porque sólo será leído por gente de profesión literaria. Su obra carece de atractivo popular. Es sólo para lectores sofisticados y entendidos de obras de arte. Su problema es universal y no se limita a Sudáfrica. Sólo lo leerán los intelectuales”, relataban sus censores, según la información a la que Coetzee accedió en 1994, cuando llegó la democracia a su país. La gran sorpresa del autor de Desgracia, que a sus 73 años vive en Australia, radicó en que esos censores no eran “burócratas humildes y anodinos que llegaban puntualmente al trabajo, leían libros y estampaban sellos" sino colegas y profesores universitarios, “personas inteligentes con un trabajo en la vida real, que en sus ratos libres se dedican a censurar porque eso les aporta un beneficioso ingreso suplementario; que creen en la censura porque tienen inclinaciones conservadoras y no quieren que el orden sociopolítico en vigencia sea derrocado”


***

Thomas Bernhard (El aliento)






“Unos minutos más tarde fue la hora de la comida, comida que se nos servía directamente en la habitación desde el ascensor en unos carritos de madera y se nos distribuía. Entonces, durante la comida, que solo había podido tomar, sentado en la cama, con el mayor esfuerzo, hubo ocasión para una primera conversación con mi compañero de enfermedad. Él estaba ya en su tercera semana en aquella habitación y creía que, al cabo de otras tres semanas, podría irse a casa. Exactamente como yo, procedía del Primer Servicio de Enfermedades Internas, según lo expresó, pero lo habían traído ya tres semanas antes. A diferencia de mí, había sido un paciente de pago en el hospital, y a diferencia de mí, que había estado en una habitación de veintiséis camas, había estado en una habitación de dos camas, y lo que contaba del hospital era, solo por ello, totalmente distinto, incluso en muchos puntos, en la mayoría, exactamente lo contrario de lo que yo contaba, sus experiencias eran totalmente distintas, como también los acontecimientos y sucesos que había vivido eran totalmente distintos de los míos, porque durante todo el tiempo había estado más o menos protegido de todos los acontecimientos y sucesos que yo había vivido, por el hecho de que, como paciente de pago, había estado en una habitación de dos camas y, por esa ventaja, de antemano no había tenido contacto, en absoluto, con la auténtica masa de horrores y espantos de aquel gran hospital. El paciente de pago, si está solo, sólo tiene que sufrir sus propios sufrimientos, soportar sus propios dolores, y sus observaciones se limitan a la observación de su propia persona enferma en los sufrimientos y los dolores y la observación de todos aquellos que tienen que compartir su habitación, y en el caso de mi nuevo compañero de cuarto sólo había sido uno solo, mientras que en mi caso habían sido veinticinco. 




Así, lo que yo tenía que contar del hospital era, como es natural, algo totalmente distinto de lo que contaba el estudiante de arquitectura. Pero eso no quiere decir que las experiencias de mi compañero de enfermedad, del que me hice amigo muy rápidamente, le hubieran hecho un efecto menos profundo que a mí las mías, ni que lo hubieran herido y perturbado y destrozado menos. Pero la perspectiva del llamado paciente de pago es, como es natural, siempre distinta de la del llamado paciente corriente, común, que no puede exigir nunca lo más mínimo y a quién, a fin de cuentas, a diferencia del paciente de pago, cuidado y protegido y defendido, aunque sea de forma imperceptible, en todo momento y en toda ocasión, y al mismo tiempo, en la mayoría de los casos, no se le obliga jamás a mirar la fealdad extrema ni el mayor de los espantos. Al paciente de pago se le atenúa, se le suaviza todo, a diferencia de los otros, no se le exige que lo acepte todo, una y otra vez todo, y con la mayor brutalidad. Entretanto, también en nuestro país han cambiado muchas cosas en ese aspecto. Todavía no se han abolido las clases en los hospitales, pero tenemos que insistir en que sean abolidas, y en que sean abolidas tan pronto como se pueda, porque precisamente el hecho de que siga habiendo clases en los hospitales es realmente una situación indigna del ser humano y una perversión político-social.”

Thomas Bernhard  (El aliento)

***

viernes, 26 de abril de 2013

Gabriel Aresti / ETERNA MALDICIÓN





ETERNA MALDICIÓN


A vosotros,

universitarios

vascos de Barcelona,

os digo de verdad,

que si alguno de entre vosotros

explota,

de aquí a diez o tres años,

a su hermano

obrero

o contador,

ése

ése

de entre vosotros,

será provisto

de mi más rotunda maldición,

por siempre jamás,

como

el más hijo

de los hijos

de puta

de este mundo.”



Gabriel Aresti


***

"Injurias al Rey"




***

jueves, 25 de abril de 2013

Archiva y arreando… / ELOTRO





“Archivada la querella contra los diputados (incluido Rajoy, ese “barcenario-delincuente” que figura, por gentileza del señor Botín, como presidente de este país) que cobran dietas teniendo piso o pisos en Madrid.”

Nota autoaclaratoria:

Los señores diputados se autoconceden dietas -1800 euros, tres veces el salario mínimo- por alojamiento en la capital. Los diputados que poseen alojamiento propio en la capital también se embolsan “legalmente” esta dieta, incluidos los miembros del gobierno que llegan a poseer hasta cinco pisos en propiedad en la susodicha capital y que se alojan en el mismo Ministerio. Esta ley es igual para todos… los diputados.
Hablamos de diputados que han votado una ley Hipotecaria que legaliza 500 desahucios diarios, que no admite o hace imposible la dación en pago o alternativas de alquiler social y que ya alcanza unos 500.000 ejecutados… una ley que incluso la UE ha denunciado como abusiva e ilegal… una ley redactada por la banca privada rescatada de su ruina con dinero público,  y votada en un parlamento que vive, de lujo, muy por encima de las posibilidades económicas y sociales de un país con el 53% de tasa de paro juvenil y más 6.200.000 de parados, llevado a  la ruina por unos diputados, ellos mismos, que violaron, por orden expresa de los bancos alemanes poseedores de la “deuda”, la Constitución con nocturnidad y alevosía mediante el truco-método de urgencia, que siempre legislan al dictado del poder financiero, junto con la iglesia católica el único poder realmente existente en el llamado reino de España, y, por las dudas… ahora mismo lo están haciendo con las pensiones, ¡y tienen la desfachatez de llamar a los directivos de las grandes aseguradoras privadas, expertos! …y que dedican su tiempo a cultivar la  “corrupción” en pequeña, media y gran escala, es decir, negocios particulares que saquean  la exhausta  “teta” del dinero público. Todo ello ante la distraída mirada de los que todavía no han sufrido en su propio poder adquisitivo la quita, la merma, el robo descarado por parte de estos fascistas-ultraliberales  que están destrozando el país…

ELOTRO

***

Felix Guattari





Liberar las energías.

Queremos abrir nuestro cuerpo al cuerpo del otro y de los otros, dejar pasar las vibraciones, circular las energías, combinar los deseos para que cada uno pueda dar libre curso a todas sus fantasías, a todos sus éxtasis, para que pueda vivir por fin sin culpabilidad, sin inhibición de todas las prácticas voluptuosas individuales, duales o plurales, que tenemos imperiosamente necesidad de vivir para que nuestra realidad cotidiana no sea esta lenta agonía que la civilización capitalista y burocrática impone como modelo de existencia a aquellos que enrola. Queremos extirpar de nuestro ser al tumor maligno de la culpabilidad, raíz milenaria de todas las opresiones.

Felix Guattari

***

miércoles, 24 de abril de 2013

Bertolt Brecht







Los que roban la carne de la mesa
predican resignación.
Aquellos a los que están destinados los dones
exigen espíritu de sacrificio.
Los hartos hablan a los hambrientos
de los grandes tiempos que vendrán.
Los que llevan la nación al abismo
afirman que gobernar es demasiado difícil
para el hombre sencillo.

[Bertolt Brecht, 1937-38]

Traducción: Vicente Romano

***

Pinceladas




Creo que el ataque contra la injusticia (social) y la estupidez (cultural) está más que justificado: es defensa propia. 

(Rafael Reig).

***




EL CUARTO REICH
Cada día está más claro que el gobierno no gobierna; se limita a mandar lo que le mandan los que mandan. Y da la cara de plasma.

ELOTRO

***






Thomas Jefferson: "Si una ley es injusta, un hombre no solo hace bien desobedeciéndola, sino que está obligado a ello."

(¿Será que Thomas Jefferson también era ETA?)

***




Hay que subir el volumen de los gritos que demandan justicia hasta que rompan tímpanos y témpanos.

José Luis Cuerda

***

martes, 23 de abril de 2013

Miguel Sánchez-Ostiz / El escarmiento.








Sobre El escarmiento.

“En la escena, dos protagonistas de aquel tiempo: José de Arteche, bibliotecario de Guipúzcoa, y José María Iribarren, que treinta años atrás había sido secretario privado del general Emilio Mola Vidal en los primeros meses de la guerra civil.
Iribarren y Arteche hablan de la guerra y de sus consecuencias. Iribarren a propósito del bombardeo de Guernica y de la participación de Mola, le dice: “Pero si en Mola era una obsesión hacer un Escarmiento entre los vascos. Un Escarmiento. Así decía: un Escarmiento”. También dirá que aquel hombre “no pensaba más que en matar”.
Escarmiento pues, planeado con detalle, tarea en la que ayudaron civiles que conocían el terreno, como Raimundo García, Garcilaso, director de Diario de Navarra, ajustado a instrucciones concretas que dejaban muy poco al azar por lo que la implantación del terror y la represión se refería.
Escarmiento infringido a guipuzcoanos y a navarros, a alaveses y a vizcaínos, riojanos, aragoneses, sorianos, gallegos y castellanos y extremeños… republicanos, azañistas, izquierdistas, nacionalistas, jornaleros revoltosos de la Ribera, obreros de fábricas, mineros, cenetistas, ugetistas, comunistas, judíos, espías, masones… una cacería en toda regla con voluntarios armados por los campos para que no se escapara ninguno. Un verano ardiente con la cólera a punto, pero nada cervantino. Verano y Navarra en fiestas. Navarra y tiempo de caza, pero de otra caza, se abrió otra veda.”

***

Lenin / Francisco Fernández Buey






Hoy hace 143 años nacía Vladimir Ilyich Ulyanov "Lenin" (1870 - 1924)
Corazón y cerebro de la Revolución Rusa!

***
Biografía política de Vladimir Ilich "Lenin" elaborada por el filósofo marxista Francisco Fernández Buey que contextualiza la producción teórica del revolucionario ruso. Publicado en 1977 por la editorial Dopesa como parte de la colección Conocer.
http://archivo.juventudes.org/francisco-fernández-buey/conocer-lenin-y-su-obra

(Pincha en el enlace y accederás al libro en PDF).

***

lunes, 22 de abril de 2013

Citas





 Cada día descubro cosas que no había visto la víspera…

(Claude Monet)

***





En mi pintura, la paleta de colores es el ojo que mira.

(George Seurat).

***

Kafka






En un mundo de mentira, la mentira no es expulsada del mundo ni siquiera por medio de su opuesto, pero sí por medio de un mundo de verdad.

(Kafka)

***

domingo, 21 de abril de 2013

NO CREO EN LA VÍA PACÍFICA / Nicanor Parra





NO CREO EN LA VÍA PACÍFICA

no creo en la vía violenta
me gustaría creer
en algo -pero no creo
creer es creer en Dios
lo único que yo hago
es encogerme de hombros
perdónenme la franqueza
no creo ni en la Vía Láctea

Nicanor Parra

***

viernes, 19 de abril de 2013

Paul Klee








“Eso que se llama el legado pedagógico de Paul Klee, es un conjunto de textos tan heteróclito como fascinante: Casi 4.000 páginas manuscritas en las que Klee recogió, durante sus diez años de docencia en la Bauhaus, sus reflexiones e investigaciones en torno a la forma pictórica, las estructuras de la naturaleza y las de los artificios, las configuraciones plásticas, el ritmo o el color”.

(Del catálogo: PAUL KLEE, MAESTRO DE LA BAUHAUS)

***

Gabriel Celaya murió el 18 de abril de 1991





“Si tu codo rozaba por azar mi costado,
un temblor me decía: “Ése es otro, un misterio”.

(Gabriel Celaya)

***

Chris Hedges / La traición de los intelectuales...





“Christopher Hitchens dijo que aquellos que se oponían a atacar a Iraq “no creen en absoluto que Sadam Husein sea un chico malo”. Llamó “antiguo hippy descerebrado o vociferante neo-estalinista” al típico manifestante antibelicista.”
(Chris Hedges)

***

De haber sabido entonces lo que sé hoy, habría actuado de la misma forma, porque,¿Qué tiene que ver lo que uno “sabe” con lo que a uno le “conviene” hacer, decir o callar?

(ELOTRO)

***

***

jueves, 18 de abril de 2013

Constantin Brancusi







Cuando uno está en la esfera de lo bello, no se necesitan explicaciones.

(Constantin Brancusi)

***





Ser inteligente es algo, pero vale la pena ser honesto.

(Constantin Brancusi)

***





Cuando ya no somos niños, ya estamos muertos.

(Constantin Brancusi)

***






La simplicidad es compleja en si misma, 
y uno tiene que ser alimentado por su esencia con el fin de comprender su valor.

(Constantin Brancusi)

***




Ver de lejos, es una cosa; pero ir allí, esa es otra.

(Constantin Brancusi)

***

Pinceladas...






¡Vamos a repetirlo! El Estado destinó en 2012, 6.598 millones de euros al sostenimiento y promoción de la Iglesia católica.

(publicoscopia en Twitter)

***





“Por más que se predique las iglesias siguen necesitando pararrayos…”

(Lichtenberg)




 "A decir verdad, hace ya mucho que deberíamos estar desesperados...." 

(Robert Musil. "Las tribulaciones del estudiante Törless")



“La vida en sí, la existencia en sí, todo es un lugar común” 
(Thomas Bernhard)

***

miércoles, 17 de abril de 2013

Sé villana (La Sevilla del diablo)






Sé villana (La Sevilla del Diablo), es un muestrario - rebelión sobre la industria de los
fanatismos y un homenaje a la humanidad más "aperreá". A la creación popular, a la fuerza de
los débiles, perros verdes, poetas, exiliados, locos, prostitutas… Al pueblo no sólo como
cantera de materiales folclóricos si no como auténtico protagonista de la historia y que tiene el
poder de detener el tren de la historia.
FICHA TÉCNICA.
Dirección, guión y documentación: María Cañas.
Edición y postproducción: José de Carricarte.
Ayudante de documentación: Luis Gordo.
Duración: 40´.
Año de realización: 2013

***

Thomas Bernhard (El sótano).






“De mi abuelo tengo la costumbre de toda la vida de levantarme temprano y casi siempre antes de las cinco. El ritual se repite, en contra de las fuerzas incesantes de la pereza, y con conciencia ininterrumpida de que todo hacer es un hacer sin sentido, me enfrento con las estaciones del año mediante la misma disciplina cotidiana. Mi aislamiento es, durante largos periodos, un aislamiento total tanto del cuerpo como del espíritu, al someterme total e incorruptiblemente a mis necesidades, me las arreglo conmigo mismo. Épocas de repetición absoluta alternan con lo contrario, sometido a todas las oscilaciones imaginables de mi naturaleza y del universo, sea el que fuere, sólo encuentro mi camino mediante una jornada estrictamente reglamentada. Sólo porque me opongo a mí mismo y, realmente, estoy siempre en contra de mi, soy capaz de ser. Cuando escribo, no leo, cuando leo, no escribo, y durante largos periodos no leo, no escribo, me resulta igualmente repulsivo. Durante largo tiempo, tanto escribir como leer me resulta odioso, y me veo entregado a la inactividad, lo que quiere decir, al examen profundo y penetrante de mi catástrofe sumamente personal, por una parte como curiosidad, por otra, como confirmación de todo lo que hoy soy y en lo que me he convertido con el tiempo, en esas circunstancias mías, tan cotidianas como antinaturales, artificiales, incluso perversas. Las perfidias que me hacen tropezar y desesperar, que me vuelven todos los días medio loco, se vuelven ineficaces contra mí cuando me las explico totalmente, lo mismo que nada me afecta ni me mata ya lentamente cuando me lo explico. Explicarme la existencia, no sólo penetrarla sino aclarármela cada día en el mayor grado posible, es la única posibilidad de hacerle frente. Antes no tenía esa posibilidad, para intervenir en el juego mortal y cotidiano de la existencia no tenía ni la inteligencia ni las fuerzas, hoy, el mecanismo se pone en marcha solo. Es un ordenador cotidiano, en mi mente se pone orden, las cosas se ponen cada día en su sitio. Lo que es inutilizable se tira y, sencillamente, es expulsado de mi mente. La falta de miramientos es también un signo de vejez. Para superar las modas, el aislamiento y la imperturbabilidad del espíritu son la única salvación. Cuántas modas intelectuales han desfilado ya ante mí. Los viles aprovechadores de restos no descansan. Pero los que dominan el mercado con sus productos de saldo son fácilmente reconocibles, con el tiempo, se meten, totalmente por sí solos, en su propia porquería. El superviviente tiene que buscarse a un lado su rincón apropiado para sus conquistas. El aire está enrarecido, pero estoy acostumbrado a él. El una-cosa-u-otra se encuentra ya desde hace bastante tiempo en equilibrio. ¿Qué hay que estimar más, la frase o lo elementa? Es algo sin sentido. Yo lo he escuchado todo pero no he seguido nada.”

Thomas Bernhard  (El sótano).


***  

martes, 16 de abril de 2013

Julián Grimau, 50 años de su asesinato






Versos de Antón Salamanca (Alfonso Sastre)

España, 9 de noviembre de 1962, año vigésimo tercero de la "Paz de Franco". La prensa madrileña "informa" de que el comunista Julián Grimau, "se ha caído" desde una ventana de la siniestra Dirección General de Seguridad franquista por la que se ha arrojado cuando estaba siendo interrogado. Con supremo sarcasmo los canallas jueces franquistas le acusarán de tentativa de suicidio. Por Madrid corre un soneto titulado LA VENTANA INDISCRETA firmado por Antón Salamanca que dice así:


Otra vez esas radios extranjeras
vomitan contra España su veneno
Salimos ahora al paso de ese trueno
explicando las cosas verdaderas
No ha habido tal señor defenestrado
ni se empleó en su trato la tortura
Tratósele con tacto y con dulzura
Se le invitó a pasar a lo vedado
Saludóselo allí con cortesía
Preguntósele por sus actividades
de manera correcta y muy humana
Díjonos su opinión de la amnistía
Dijímosle después nuestras verdades
Y arrojóse sin más por la ventana.

(publicado en España hoy, Ruedo Ibérico, París, 1963)





Ese Antón Salamanca autor del soneto era, realmente, el comunista Alfonso Sastre (genial dramaturgo de talla mundial que es vecino de Hondarribia desde va a hacer ya un cuarto de siglo).
A las cinco y treinta minutos del 20 de abril de 1963, después de un juicio-farsa ante el Consejo de Guerra de Madrid que le condena a muerte por "un delito continuo (desde 1936) de rebelión militar", Julián Grimau es fusilado. Se produce una gigantesca manifestación internacional de repulsa. Antón Salamanca (Alfonso Sastre) renueva en verso su sarcasmo:


Que haya un cadáver más, ¿qué importa al mundo?
Pero el mundo se agita y se remueve.
En el mil novecientos treinta y nueve
Se fusilaba más sin tanto inmundo
protestar de masones, liberales,
comunistas, social democristianos,
escritores borrachos, italianos,
gente de mal vivir y radicales.
Pero además, ¿qué pasa? ¿Qué presentas,
mundo, como protesta, inoportuno?
¿Te parece tan grave, pues, la cosa?
¿Tanta importancia tiene a fin de cuentas
que sean un millón o un millón y uno
los muertos de una guerra tan gloriosa?

(Transcritos en Max Gallo Historia de la España franquista, Ruedo Ibérico, París, 1971, página 345)


Para justificar la salvajada el Ministerio de Información, ocupado a la sazón por Manuel Fraga Iribarne, publicó ese año de 1963 un folleto titulado Julián Grimau o el arte de fabricar una víctima y otro titulado Crimen y castigo. Quiero recordar a quien me lee que ese Manuel Fraga Iribarne es el mismo que ha fundado el Partido Popular que hoy gobierna España, el mismo que sigue siendo Presidente de Honor de ese partido y Presidente de la Comunidad Autónoma de Galiza, el mismo que el pasado día 17 de septiembre de 1999 ha calificado de GRAVE ERROR que tres días antes la Comisión de Asuntos Exteriores del español Congreso de los Diputados condenara el "golpe fascista militar contra la legalidad republicana" de 1936.



***

G. Deleuze.





Coversaciones.

Es verdad que la filosofía es inseparable de una cierta cólera contra su época, pero también que nos garantiza serenidad. Ello no obstante, la filosofía no es un Poder. Las religiones, los Estados, el capitalismo, la ciencia, el derecho, la opinión o la televisión son poderes, pero no la filosofía. La filosofía puede implicar grandes batallas interiores (idealismo–realismo, etc.), pero son batallas irrisorias. Al no ser un Poder, la filosofía no puede librar batallas contra los poderes, pero mantiene, sin embargo, una guerra sin batalla, una guerra de guerrillas contra ellos. Por eso no puede hablar con los poderes, no tiene nada que decirles, nada que comunicar: únicamente mantiene conversaciones o negociaciones. Y, como los poderes no se conforman con ser exteriores, sino que se introducen en cada uno de nosotros, gracias a la filosofía todos nos encontramos constantemente en conversaciones o negociaciones y en guerra de guerrillas con nosotros mismos.


G. Deleuze.

***