martes, 28 de enero de 2014

Elly Strik






Durante su trayectoria, Elly Strik (La Haya, Países Bajos, 1961) se ha interesado especialmente por aquellos artistas visionarios que han sondeado los umbrales de la naturaleza humana, como James Ensor o Francisco de Goya.






Sus trabajos, por lo general dibujos sobre papel con grafito y óleo que se caracterizan por una ejecución elegante y limpia, exploran el potencial de los procesos de metamorfosis física en paralelo al propio proceso de creación artística (un proceso que es, por naturaleza, transformador). Strik nos confronta con formas y figuras de apariencia mutante que encarnan y despliegan distintos estados del ser, generando un intenso efecto de extrañamiento que desborda la mirada de los espectadores.

A partir y a través de ellas, la artista holandesa parece sugerirnos que la construcción de la identidad es siempre un proyecto inacabado y que el proceso creativo constituye, en última instancia, un acto de reproducción individual por el que el artista es capaz de subvertir las leyes naturales.







En palabras del historiador del arte Jean-Christophe Ammann: "La obra de Elly Strik posee un potencial de metamorfosis. Retoma lo que dijo Duchamp: que todo artista es su propia novia y toda artista es su propio novio".





En su interés por desvelar los elementos que cifran y evidencian la naturaleza híbrida de todo individuo, la operación de disección de la identidad que lleva a cabo resulta aparentemente amenazante; pero tras el choque inicial, hay un momento en el que el carácter perturbador de sus obras se desvanece y éstas empiezan a funcionar como objetos totémicos que nos invitan a mirar y confrontarnos con lo desconocido.







Concebida ex profeso para las salas del Museo Reina Sofía, Fantasmas, novias y otros compañeros es la primera exposición en España de Elly Strik. La muestra, que combina obra nueva y trabajos anteriores de esta artista e incluye alrededor de 100 obras.




***

No hay comentarios:

Publicar un comentario