jueves, 16 de enero de 2014

Párrafos y Aforismos / Christian Bobin





Párrafos y Aforismos / Christian Bobin


Esas son las dos alas con que vuelo: desapego, simpatía. La primera me lleva muy alto, la segunda me ayuda a llevarme conmigo todo lo que veo. Por supuesto hace falta que aleteen al mismo tiempo, si no, viene la caída. [Autorretrato con radiador. Trad. de José Areán]
*
No admiro una obra porque me dicen que la admire, sino por el poder del amor que en ella vibra. Lo que yo entiendo aquí por amor no es nada sentimental. El único amor que es real es de una dureza increíble. Esa es la palabra: increíble. El poeta Henri Pichette dice que nunca se debería escribir ni una sola frase que no se pudiera susurrar al oído de un agonizante. Pues bien, eso es exactamente. La manera de escribir que a mí me gusta es exactamente eso. Y todos nosotros somos agonizantes, ¿no? [...] Contiene en ella el vacío suficiente –de espacio, de silencio– para que el primer llegado se deslice en ella encontrando allí su bien. Es una palabra que deja en ella sitio a otra, que hace posible la llegada de algo distinto a ella misma. Ya sabéis: la vieja tradición de poner en la mesa un plato de más para un visitante imprevisto. Esas son las palabras que a mí me gustan. Es en esas mesas donde mejor como. [Autorretrato con radiador].
*
Querías desesperadamente escribir ese texto, pero no puedes forzar las cosas en lo que a la escritura se refiere, no más que con el amor. No puedes decir: "Me gustaría amarte". Dices: "Te amo", y cuando lo dices descubres un amor más profundo que cualquier voluntad de tenerlo. [La inesperada, trad. mía de la inglesa de Alison Anderson]
*






No conoces otra razón de escribir: cada presencia tiene su gracia singular, que está esperando ser dicha. [La inesperada]
*
Están las cosas que la gente te cuenta, y está la forma de contártelas, y esa forma hace toda la diferencia. [La inesperada]
*
Sólo puedo escribir sometido a la presión de un gozo.  [La inesperada]
*
Un escritor es alguien que lucha con los ángeles de la soledad y de la verdad. [La inesperada]
*
Yo nunca he estado muy seguro de qué hacer con esta vida, excepto amarla, amarla hasta el extremo y contarlo: escribir cartas de amor, iluminar la blancura de la hoja de papel salpicando tinta sobre ella. […] Algo parecido a pintar iconos, allí con oro, aquí con tinta, la misma lentitud requerida, la misma cosa invisible traída a la vista… [La inesperada]






Tu suicidio fue un éxito, como todos los suicidios frustrados.
*
Me ha sucedido en la vida lo que sólo pasa después de la muerte: he abierto los ojos.
*
Con lo real tengo una amistad furtiva: sólo veo bien a hurtadillas.
*
Todos tenemos nuestra herida y nuestro tesoro en el mismo sitio.
*
La vida tiene necesidad de libros, al igual que las nubes tienen necesidad de charcos, para mirarse y conocerse en ellos.
*
 La nada salpica cuanto se hace suspirando.
*
Los castillos más puros se construyen sobre abismos.
*
Una inteligencia sin bondad es como un traje de seda llevado por un cadáver.
*
Lo que nos salva no nos protege de nada, y todavía nos salva.
*
Mi tarea para casa era escribir el mundo como es: terriblemente oscuro en la superficie, milagrosamente puro por debajo.
*
La vida es su propio significado, siempre que la vivamos.
*
"Muy poco" es para mí el nombre de la abundancia.

***



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario