martes, 28 de octubre de 2014

G. Lukács (Conversaciones… en 1966) / M. Sacristán (Conferencia… en 1984)




G. Lukács  / M. Sacristán 



“…la fe esa hay que regalársela a Hegel. Un marxismo serio pone en vez de esa  fe el esfuerzo por reproducir en el sistema la concatenación histórica empírica y por descubrir sus leyes”. (Manuel Sacristán)

“…para el marxista el análisis concreto de la situación concreta no se opone en nada a la teoría “pura”, sino que, por el contrario, es la culminación de la teoría auténtica, el punto en el cual se consuma realmente la teoría y, por lo tanto, muta en política.”  (…) “Lenin es el único que ha dado ese paso a la concreción del marxismo, ya completamente práctico”. (…) “…como la dialéctica no es ninguna teoría terminada que se pueda aplicar a los hechos de la vida, sino que sólo existe como teoría en esa aplicación, por esa aplicación, el método dialéctico ha salido de la práctica de Lenin más amplio, más pleno y más teóricamente desarrollado de cómo Lenin mismo lo había recibido en la herencia de Marx y Engels”. (Manuel Sacristán citando al joven  Lukács)






“Lukács deja de creer en la tesis de Hegel según la cual todo lo real es racional”. (…) “…terminada la tiranía de la teología cristiana después de la Edad Media, la base objetiva ha de ser ciencia empírica, ciencia real. El programa de Marx es hacer pensamiento social sobre base científica y no sobre base puramente ideológica. (…) “Sobre las generalizaciones en torno a la naturaleza “neutral” o “benéfica” de cualquier llamado avance o descubrimiento  en el terreno de la ciencia, recordemos que a la química del silicio debemos, nada menos, que la maldición de todos los plásticos que están convirtiendo el mundo en un basurero”. (Manuel Sacristán)




“…cambio de los instrumentos de producción: informatización, robotización y sus consecuencias sobre la naturaleza y el medio ambiente” (…)  “…convencer al obrero de que la revolución o el cambio social radical se han hecho innecesarios, de que todo vendrá por la tecnología”. (…) “…lo que caracteriza nuestra situación es un predominio progresivo de la plusvalía relativa en la explotación sobre la plusvalía absoluta, y la plusvalía relativa es algo que se consigue a través de un desarrollo tecnológico importante, no mediante la prolongación de la jornada de trabajo o la intensificación de la hora trabajada, que es lo característico de la plusvalía absoluta, sino mediante la introducción de técnicas que aumenten la productividad por hora del proletario, del obrero”. (Georg Lukács)




“…esta tesis de Lukács estaba prácticamente anticipada por Marx quien ya dijo que el capitalismo colocará definitivamente la producción bajo su ley o principio, el día en que la explotación se base en la plusvalía relativa” (…) “…esto está dicho en “El Capital”, no en ningún sitio escondido”. (…) “Un problema político importante para el marxismo: el problema del ocio. Si es así que de verdad va a ir disminuyendo el tiempo de trabajo por causa del predominio de la plusvalía relativa, entonces el tiempo de ocio va a aumentar y está la cuestión de que va a pasar con ello” (Manuel Sacristán)



“...(con) “método” estaba (Lukács) claramente queriendo decir ahí: 1) Un estilo intelectual, no un método en el sentido de sucesión ordenada de operaciones y sus procedimientos. 2) Método está usado en el sentido de concepción general compuesto de unos cuantos principios de actitud intelectual: a) Admitir que la realidad es cambiante. b) creer que la realidad es homogénea, es decir, que toda la realidad es de la misma naturaleza. c) Sostener que toda explicación tiene que ser endógena, que no puede explicarse por causas exógenas. (Manuel Sacristán)





“La pérdida clara de la conciencia de clase (se refiere más en concreto a los países de Europa Central) ha hecho que por primera vez en la historia del marxismo, los sindicatos están a la izquierda de los partidos” (…) Con el pesimismo de la imposibilidad de la revolución, lo que se hace es “apología indirecta” de la burguesía. (…) “Los pesimistas supuestamente de izquierdas, viven bien atendidos y rodeados de lujo en el Gran Hotel Abismo” (En respuesta a Adorno). (…)  “…volver a empezar como Marx cuando se fue a Londres…”  (Georg Lukács)



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario