lunes, 6 de octubre de 2014

Henry James, citas de: “El futuro de la novela”.





“Una pizca de ejemplo vale lo que una tonelada de generalidades”.


"El arte vive de la discusión, del experimento, de la curiosidad, de la diversidad de intentos, del intercambio de opiniones y la comparación de puntos de vista".


“Sólo tengo dos palabritas en materia remotamente cercana a reglas o doctrina; una es vida y la otra es libertad”


A un escritor jóven:”Trata de ser una de esas personas que no pasan por alto nada”


“Hasta que el mundo no sea un vacío inhabitado, habrá una imagen en el espejo”.


“Se tenía la cómoda y jovial sensación de que una novela es una novela como un pudín es un pudín y de que lo único que cabía hacer con ella era engullirla.”


“El arte trata de lo que vemos, y ante todo tiene que aportar a manos llenas ese ingrediente; recoge su material, dicho de otro modo, en el jardín de la vida: todo material nacido en cualquier otra parte está rancio y es incomestible. (…) Fuera de la vida, respirando un aire superfino y apartando la cabeza de la verdad de las cosas”.


“La única razón de existir de una novela es que ciertamente intenta representar la vida. Una novela, después de todo no es más que “un engaño” (porque, ¿qué otra cosa es una “historia”)”.


“En la novela, la idea y la forma son la aguja y el hilo, y jamás he oído hablar de un gremio de sastres que recomendara el empleo del hilo sin aguja, ni de aguja sin hilo”.


“Para novelistas y editores, algunos “temas” son más remunerativos que otros pero…(…)  “Tal como la gente siente la vida, sentirá el arte más estrechamente relacionado con ella”


“Para muchos, arte significa vidrios color rosa, y selección (reordenamiento de la realidad), elegir un ramillete para Mrs. Grundy” (el símbolo del decoro y la corrección).


“Lo real representa, a mi entender, las cosas que es imposible que ‘no’ conozcamos, tarde o temprano, de uno u otro modo; siendo nada más que uno de los accidentes de nuestra impedida condición”.


(Sobre el lector) “Le gusta vivir la vida de los demás, pero advierte muy bien los rasgos en los cuales quizá se parezca demasiado intolerantemente a la suya”.


“Él y sus vecinos están contemplando la misma representación, pero uno ve más donde otro ve menos, uno ve negro donde otro ve blanco, uno ve grande donde el otro pequeño, uno ve tosco donde el otro refinado”.


“Por eso el lector avisado en general previene al novelista para que no haga de sus personajes seres demasiado ‘interpretativos’ del embrollo del destino o, dicho con otras palabras, demasiado divinamente, demasiado pedantemente listos (…)
En verdad, hasta creo que ninguna ‘historia’ es posible sin sus bobos (como bien sabían la mayoría de los grandes pintores de la vida, Shakespeare, Cervantes y Balzac, Fielding, Scott, Thackeray, Dickens, George Meredith, George Eliot, Jane Austin) (…)
Reflejados (…) es como los bobos groseros, los bobos temerarios, los bobos fatales desempeñan para nosotros su papel: por sí mismos tienen mucho menos que mostrarnos”.





“…y todo en pos de de la causa única y general de una obra de arte: ser esclarecedora”.


Henry James, “El futuro de la novela”.


***


No hay comentarios:

Publicar un comentario