viernes, 20 de febrero de 2015

(Paréntesis Blanchot)






“no leas más- ¡mira!
No mires más -¡anda!”


“No hay nunca respuesta definitiva, sino perpetua impugnación.”


¡Prohibido ser viejo! ¡Prohibido mantenerse en una respuesta que no ponga en tela de juicio la pregunta!

 

“Escribir para borrar lo escrito, o más exactamente, escribir mediante la borradura misma”.



“Cuántas veces aún soñar con un lenguaje
No sometido a las palabras…”


“…un lenguaje que me obsesiona porque me falta.”


 “…poemas que hay que oír antes de creer comprenderlos”.


 “El Otro es un prójimo que acompaña y da la mano hasta en la muerte”…”El deber de la amistad vigilante”.


“El sabio es el hombre satisfecho de Hegel, aquel para quien ya no hay preguntas…”


“Partir
De cualquier forma partir”.


“No hemos llegado al fondo con la edad”.


“…recuerdos enterrados que acaban por salir a la luz y obligan a revivir acontecimientos como si aún no hubieran pasado, como si fuera preciso padecer de nuevo su actualidad”.


“Sucede que lo inicial es siempre en primer lugar la capacidad de juzgar, de decir no a la abyección…”


“Dite que de los dos extremos del recorrido el dolor de nacer es el más desgarrador. “Dite”. Se trata por tanto de un relato…”


“Escribía en primera persona con un estatuto particular, un yo sin yo.”


“Porque ser y no ser son la misma maldición”.




“No una mera falla o fisura, sino una sucesión indefinida de grietas, algo que se abre y no se abre, siempre ya vuelto a cerrar, y no el boquete del abismo donde no quedaría sino resbalar a lo inmenso, insondable vacío, sino más bien esas hendiduras o fisuras cuya íntima obligación, lo angosto del desfallecimiento, nos atrapa, mediante un hundimiento imposible, sin permitirnos caer según el movimiento de una caída libre, aunque fuere eterna: ahí está el morir quizá.”


Maurice Blanchot, “Una voz venida de otra parte”



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario