domingo, 1 de marzo de 2015

LA ERA DEL CAPITAL (Eric Hobsbawm)



“El choque producido por el famoso “Déjeuner sur l’herbe” de Manet (1863), deriva, precisamente, del contraste entre la absoluta respetabilidad de los trajes masculinos y la desnudez de la mujer. La estridencia con la que la civilización burguesa insistía en que la mujer era, principalmente, un ser espiritual, implicaba, al mismo tiempo, que el hombre no lo era y que la atracción física obvia entre los sexos no podía encajar en el sistema de valores. La respetabilidad era incompatible con la diversión, como da por sentado la tradición de los campeonatos deportivos que sentencia a sus deportistas a un celibato temporal antes del gran partido o combate. Generalmente, la civilización se asentaba sobre la represión del instinto. El más importante psicólogo burgués, Sigmund Freud, convirtió este asunto en la piedra angular de sus teorías, aunque las generaciones posteriores encontraron en ellas una llamada a la abolición de la represión”.

Eric Hobsbawm



***

4 comentarios:

  1. Un ser espiritual que, sin embargo, en esta obra es casi una alegoría del cuerno de la abundancia. La mujer en el río, vértice superior del triángulo, parece estar embarazada. No sé si fue deliverada intención de Manet, pero la insustancial y un tanto estrafalaria presencia de los varones contrasta y realza el protagonismo femenino. Todo un atrevimiento para la época, difícilmente imaginable en la muy católica y ultramontana España.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe la menor duda de que todo lo compone esta obra de arte está ahí puesto adrede, la forma y el fondo, para entendernos aunque ya todo el mundo sabe que son elementos inseparables. Manet está en la cima de su talento, tiene cosas que decir y sabe cómo decirlas con un "sello" personal, que se ha nutrido de la mejor tradición. Esta obra, de un artista "revolucionario" pero burgués, si que es una gran provocación al burgués (cincuenta años antes que los surrealistas) y a su hipócrita doble moral; en la misma línea que lo hizo su amigo Zola, otro burgués "revolucionario", en la literatura y el periodismo. Comparar con lo que ocurre hoy en día no deja de ser un ejercicio muy ilustrativo sobre la hegemonía de los inmorales valores burgueses...

      Salud

      Eliminar
  2. La influencia del Tea Party nos trae un puritanismo que parece competir con la conferencia episcopal. Calvinismo y confesionario católico se alian para observar la política y las costumbres desde el hipocondrio y luego redactar el BOE
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has puesto el dedo en la herida, amigo Francesc, la vigencia del puritanismo burgués del siglo XIX en el BOE opusdeísta del siglo XXI... ¡Menudo collage!

      Salud

      Eliminar