miércoles, 1 de abril de 2015

Párrafos de… “Tentativas sobre Brecht” Walter Benjamin




(Svendborg, 1934)  
W. Benjamin en el jardín leyendo El Capital, aparece Brecht: “Me parece muy bien que estudie usted a Marx ahora que tropezamos con él cada día menos y especialmente entre los nuestros”


“…conmigo ha aprendido cómo hay que lavarse. Porque se lavaba para no estar sucia.” (B. B.)


Brecht: a Kafka le iluminó el camino la obra de Dostoievski “El gran inquisidor”, y las parábolas contenidas en “Los hermanos Karamazov”. Kafka es parabólico y visionario. Su obra tiene un subrayable costado profético.

Kafka es un visionario que ha visto el porvenir sin saber de qué se trata.

Le impactó el miedo ante el Estado-hormiguero: cómo los humanos se hacen extraños unos a otros por las formas de su convivencia.

La exactitud de Kafka es la exactitud del inexacto, del soñador.

Del relato  “La aldea más próxima”, Brecht explica: es una réplica de la historia de Aquiles y la Tortuga.

En lo que Kafka ha escrito hay que andar con sumo cuidado. Encontraremos una serie de cosas muy utilizables. Las imágenes son desde luego buenas. Pero el resto es secreteo. Y eso es indecente. Hay que darlo de lado. Con la profundidad no se adelanta nada. La profundidad es una dimensión en sí, es eso, profundidad y en ella nada cobra apariencia.





Brecht sobre su visita a Moscú: “Sí, al final me cansé un poco. No podía admirarlo todo, y tampoco quería. Es así: son sus soldados, sus camiones. Pero no los míos.”

“…no puede haber economía socialista en un solo país. En Rusia domina un régimen personal. Naturalmente que sólo los que tienen serrín en la cabeza lo niegan.”

Brecht dice seguir de cerca los escritos de Trotski. Aunque comparte mayoritariamente, desde luego no todas, las tesis de Stalin. Es escéptico con la situación y tiene dudas. “Hemos pagado por nuestras posiciones; estamos cubiertos de cicatrices. Es natural que seamos especialmente sensibles”.

Brecht sobre Baudelaire: “Yo no estoy contra lo asocial; estoy contra lo no social”.

“…Brecht sólo conoce “Las afinidades electivas”. En ella dice haber admirado su elegancia juvenil. Se sorprende mucho cuando le digo que Goethe la escribió a los sesenta años. ‘El libro no tiene nada de cursi. Lo cual es un logro enorme. Habría que levantarle un monumento, ya que el drama alemán lleva, hasta en las obras más importantes, las huellas de la cursilería burguesa.”


“…con la disolución de la Primera Internacional, Marx y Engels quedaron separados de una conexión activa con el movimiento obrero, y desde entonces no dirigieron sino consejos privados, no destinados a la publicación, a determinados dirigentes. Tampoco es por azar –aunque fuese lamentable- que Engels se dedicase por último a las ciencias naturales”.

Una máxima brechtiana:
“No conectar con el buen tiempo pasado, sino con el mal tiempo presente.”


Walter Benjamin



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario