viernes, 4 de septiembre de 2015

Lluvia de paracaidistas sobre las cabezas de los europeos / Manlio Dinucci




«El arte de la guerra»
Lluvia de paracaidistas sobre las cabezas de los europeos


La OTAN redobla la realización de maniobras militares. Pero, con excepción de Manlio Dinucci, nadie parece ver el papel que la Unión Europea ha pasado a desempeñar en esos “juegos de guerra”. En efecto, los Tratados de la Unión ahora ponen la defensa de los países de Europa occidental en manos de la alianza atlántica, de tal manera que la Unión Europea y la OTAN se han convertido en las dos caras –la civil y la militar– de una misma moneda.


Disimuladas bajo el mayor silencio político-mediático, nubes de paracaidistas en pie de guerra descienden actualmente sobre Europa. Se trata de la «Swift Response» (Respuesta Rápida), «el mayor ejercicio de las fuerzas aerotransportadas de la OTAN, unos 5 000 hombres, desde el fin de la guerra fría». Este ejercicio está desarrollándose, desde el 17 de agosto y hasta el 13 de septiembre en Italia, Alemania, Bulgaria y Rumania, con la participación de tropas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Grecia, Holanda, Polonia, España y Portugal. Por supuesto, como lo confirma un comunicado oficial, «bajo la dirección del US Army».

En la «Respuesta Rápida», el ejército de Estados Unidos está utilizando, por primera vez en Europa desde la guerra de 1999 contra Yugoslavia, la 82 división aerotransportada, incluyendo la 173ª brigada, con base en Vicenza (en la región autónoma italiana de Friuli-Venecia Julia). Se trata de la misma brigada estadounidense que desde abril está entrenando, en Ucrania, a los batallones de la Guardia Nacional, notoriamente neonazis, que dependen del ministerio ucraniano del Interior y que ahora, después de un ejercicio de fuego, también realizado en Ucrania el 6 de agosto, está comenzando a entrenar a las fuerzas armadas «regulares» de Kiev.

Antes de la «Respuesta Rápida» tuvo lugar, en agosto, el ejercicio bilateral USA-lituania denominado «Uhlan Fury», mientras que otro ejercicio similar se desarrollaba en Polonia, al mismo tiempo que el ejercicio «Allied Spirit», realizado en Alemania, con la participación de tropas italianas, georgianas e incluso serbias y, como siempre, bajo el mando de Estados Unidos.

Poco después de la «Respuesta Rápida» tendrá lugar, del 3 de octubre al 6 de noviembre, uno de los mayores ejercicios de la OTAN, el «Trident Juncture 2015», en el que participarán –principalmente en Italia, España y Portugal– las fuerzas armadas de más de 30 países miembros de la OTAN o socios de ese bloque militar que alinearán 36 000 hombres, más de 60 navíos de guerra y 140 aviones.

El general Mark Milley, nuevo jefe del estado mayor del Ejército de Estados Unidos, ha explicado el objetivo de esos ejercicios de la OTAN, que ahora se desarrollan constantemente en Europa bajo el mando de Estados Unidos. Después de calificar a Rusia de «amenaza existencial ya que es el único país del mundo con capacidad nuclear para destruir Estados Unidos» –eso dijo el 21 de julio durante una audiencia del Senado–, el general Milley declaró, el 14 de agosto, en su discurso de investidura:
«La guerra, el acto de política mediante el cual una parte intenta imponer su voluntad a la otra, se decide en el terreno donde vive la gente. Y es en el terreno donde el ejército de Estados Unidos, el mejor armado y mejor entrenado del mundo, nunca debe fracasar.»




El «terreno» desde donde parten las operaciones de Estados Unidos y la OTAN hacia el este y hacia el sur es, una vez más, precisamente el de Europa. Y no sólo en sentido militar sino también políticamente hablando. Un hecho emblemático es que en el ejercicio «Trident Juncture 2015» participa –en medio del silencio político general– nada más y nada menos que la Unión Europea como institución. Lo cual no es, sin embargo, nada sorprendente ya que de los 28 países miembros de la Unión Europea, 22 son a la vez miembros de la OTAN, y el artículo 42 del Tratado sobre la Unión Europea reconoce el derecho de esos países a concretar «la defensa común a través de la Organización del Atlántico Norte», la cual, según se afirma en el protocolo 10, «sigue siendo la base de la defensa colectiva de la Unión Europea».

La OTAN –cuyo Comandante Supremo es siempre un militar estadounidense nombrado por el presidente de Estados Unidos y cuyos otros mandos claves están igualmente en manos de militares estadounidenses– sirve para mantener la Unión Europea en la esfera de influencia estadounidense. De ello se benefician las oligarquías europeas que, en pago a la «fidelidad atlántica» de sus países, participan con las oligarquías estadounidenses en la gran repartición de ganancias y de zonas de influencia.
Mientras tanto, los pueblos europeos se ven arrastrados a una peligrosa y costosa guerra fría contra Rusia y tienen que enfrentar situaciones críticas, como el dramático éxodo de refugiados, consecuencia de las guerras de Estados Unidos y la OTAN contra Libia y Siria.

Manlio Dinucci



***

3 comentarios:

  1. En fin, que quienes mandan de verdad han decidido concentrar a sus matones en la plaza del pueblo para dejarlo bien claro. Y eso sin que, desgraciadamente, se hayan producido ni se prevean amenazantes movimientos sociales, simplemente "porqueyolomando". Democrático "¡y punto!", y a tragar. Pues ¿cómo serían las maniobritas de marras de existir una auténtica amenaza a sus intereses? Miedo me da que le toquen demasiado las zarpas al oso, aunque yo, desde luego -ya se lo digo a la CIA, más que nada por lo de las estadísticas- estoy de antemano de su parte, de la del oso, claro. ¡Plutócratas de mierda!

    Salud

    ResponderEliminar
  2. Primero fue Marx el que dijo, con guasa, aquello del ”rayo caído del cielo sereno” como fórmula para esclarecer o dilucidar la causa raíz o fundamento de los eventos consuetudinarios que acontecen en la historia. Luego fue Gramsci el que razonando su odio a los indiferentes denunció a aquellos que miran hacia otra parte o que esconden gallardamente la cabeza bajo el ala ante el origen y el desarrollo de los hechos y más tarde, cuando las terribles consecuencias resultan ya inocultables tratan de “explicarlas” como extraños fenómenos atmosféricos lamentablemente imprevisibles. El “encarguito” de la CIA a Felipe González desde Suresnes no tiene nada que ver con Solana de capo de pega de la OTAN y el destrozo de Yugoslavia y los bombardeos y matanzas de la población civil: la culpa dijo el “onceavo” sinvergüenza es de Milosevic. Eso sí, la “opinión pública hegemónica europea” consintió, que es lo suyo. Y siguió consintiendo los crímenes en Iraq, Libia, Afganistán, Siria… todos países culpables de que al imperialismo y sus sicarios con derecho a tajada no les quede más remedio que bombardear y saquear sus riquezas para defender la paz y la democracia.

    Todo esto tampoco tiene nada que ver con el hecho de que en nuestro país ningún partido político institucional pida explicaciones al gobierno de turno sobre el coste económico de nuestra pertenencia a la OTAN ( y sin ir más lejos y en concreto el de nuestra participación –económica- en éstas maniobras). Por supuesto tampoco nadie da explicaciones de por qué en todos estos años que llevamos de “crisis-estafa” y mientras se recorta en sanidad, pensiones, educación y prestaciones sociales al Ministerio de Defensa se le consiente –no sólo la opinión pública es consentidora de vocación y convicción- año sí y año también superar su presupuesto en un 50% punto más punto menos. Por eso resulta conmovedor escuchar a la trotskista-anticapitalista dirigente andaluza de Podemos justificar y defender la base yanqui de Rota “porque de algo hay que comer” y porque ella de chiquitita paso mucho miedo cuando se enteró que Gadafi tenía misiles apuntando hacia Rota, Ojú!

    En fin, que esas angustiosas imágenes de refugiados sirios y libios que tanta tristeza y rabia está produciendo en los salones-comedores de las “Repúblicas independientes de IKEA” que forman EUROPA-OTAN no pueden tener nada que ver con la costumbre de la gente bienpensante que vota a los partidos criminales que apoyan las guerras de rapiña imperialistas. La culpa es del hombre del tiempo…

    Salud y comunismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ciertamente, todo esto no nos lo recordará la Federación de la Industria Alemana (BDI), con sus fantasmagóricas quejas por la falta de mano de obra. Estos sirios educados y de clase media que gritan “¡Germany, Germany!” en la estación de Budapest y que huyen de una guerra que Europa, y Francia en particular, han fomentado, son la solución: el recurso ideal de una estrategia para mantener la política de salarios bajos que arruinó a los pocos socios europeos aún capaces de producir como Francia. Varios millones de ellos ayudarán a mantener las cotizaciones del geriátrico federal cuyos fondos de pensiones se fundieron en el casino bancario, de la misma forma en que ocurrió en España con los cinco millones de extranjeros que entraron en nuestro “mercado laboral” entre 1998 y 2008 para alimentar la caldera de la burbuja." «Europa ante su niño muerto» - Rafael Poch

      http://archipielagoenresistencia.blogspot.com.es/2015/09/europa-ante-su-nino-muerto-rafael-poch.html

      Eliminar