lunes, 26 de octubre de 2015

Brecht sobre el realismo socialista





“Los errores y las equivocaciones de los futuristas son evidentes. Colocaron un pepino gigante sobre un cubo gigante, lo pintaron todo de rojo y lo llamaron Retrato de Lenin. Lo que querían era: Lenin no debía parecerse a nada jamás visto en parte alguna. Lo que consiguieron fue: su cuadro no se parecía a ningún otro cuadro jamás visto. El cuadro no debía recordar nada del mundo antiguo y maldito que conocían. Por desgracia tampoco recordaba a Lenin. Esto es terrible. Pero no por eso tienen razón los artistas cuyos cuadros sí recuerdan a Lenin ahora, aunque su forma de pintar en nada recuerda la forma de luchar de Lenin. Esto también es evidente”.


(B. Brecht).



***