martes, 6 de octubre de 2015

Nuestros mártires en la Transición. 6 de octubre, 38 años del asesinato de Miquel Grau





 “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas.”

Rodolfo Walsh


El 6 de octubre de 1977 es asesinado en Alicante Miquel Grau, de 22 años. Se encuentra pegando carteles que convocan a la Diada del País Valen­ciano, en Alicante, con un grupo de militantes del Movimiento Comu­nista, organización a la que pertenece, cuando le arrojan un ladrillo des­de un balcón, que le alcanza en la cabeza. La periodista Mari Llum Quiñonero, entonces militante del MC, es uno de los acompañantes de Miquel Grau aquel terrible día. 27 años después, recuerda perfectamen­te los hechos: Llegamos a la plaza de los Luceros a las 10 de la noche. Nos tiraron un par de cubos de agua y una piedra desde un piso que no llegamos a detectar. Cuando nos íbamos, un ruido seco nos hizo volver la cabeza y Miquel estaba en el suelo, con los ojos abiertos, totalmente rígido, y de su cabeza abierta manaba abundante sangre. A su lado que­daba un ladrillo de los llamado "del cuatro", con una masa de cemento adosada de unos tres kilos de peso. Llamamos al 091, pero pasaba el tiempo y la policía no llegaba, así que me decidí a ir yo misma a comisa­ría. Conseguí que el comisario jefe, Arjona, junto a un policía de paisa­no y otro de uniforme, me acompañaran al lugar de los hechos. Allí co­locaron un retén de vigilancia y volvimos, los policías y nosotros tres, como testigos presenciales, a comisaría, para que nos tomaran declara­ción. Nos trataron como a delincuentes. No se nos permitió usar el telé­fono. Se nos obligó a estar sentados y en silencio. Nos dijeron que lo to­máramos con calma, porque podían retenernos hasta tres días... Entre los policías de paisano pudimos reconocer a los hermanos Ayela, miem­bros de la antigua Brigada de Investigación Político-Social, cuyo sinies­tro historial como miembros de la policía política franquista era sobra­damente conocido para los demócratas alicantinos.

El agresor, Miguel Ángel Panadero Sandoval, es un conocido mili­tante de Fuerza Nueva. Y su padre, un veterano franquista reciclado al partido que acaba de crear Fraga, Alianza Popular, posee una importante cadena de gasolineras en el País Valenciano y Murcia. El gobernador ci­vil y la policía defienden, desde el primer momento, la tesis del carácter “apolítico” del atentado y lo siguen haciendo incluso después de conocer la identidad del agresor. El comisario Arjona, encargado de investigar el caso, lo tiene muy claro y dice con insultante cinismo: No veo en el asunto ningún delito político. Estas cosas las tengo muy claras, mi padre era apolítico y yo le he imitado. El día del entierro, la policía carga para disolver el cortejo e impedir que la muchedumbre pueda acompañar a Miguel hasta el cementerio. Panadero es condenado a 12 años de pri­sión. Está en libertad desde 1982.

De La sombra de Franco en la Transición de Alfredo Grimaldos. OBERON 2004




***

4 comentarios:

  1. El condenado por la muerte de Miquel Grau en 1977 es procurador en Valencia.
    El Gobierno de Adolfo Suárez concedió un indulto a Panadero Sandoval que redujo su condena.

    http://www.diarioinformacion.com/alicante/2013/03/04/condenado-muerte-miquel-grau-1977-procurador-valencia/1349635.html

    El indulto es la "targeta black" de los tribunales de la oligarquía española.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más, Loam, se agradece tu interesante aportación. Siguiendo a Alfredo Grimaldos en el título de su libro: la sombra del tirano criminal Franco es alargada: 40 años de franquismo, 5 años de transición y 34 años de prolongación... como Régimen78.

    ResponderEliminar
  3. Siguiendo tus sugerencias estoy viendo, y sobre todo escuchando, los vídeos de Nestor Kohan, extraordinario comunicador, por cierto.
    En este en concreto, El fetichismo de la mercancía y su secreto, en 46:36, menciona a Louis Althusser, dejándo muy claro lo que en tu último comentario apuntabas sobre el mismo.

    https://youtu.be/f9jPejS90Tk

    No conocía a Nestor Kohan y te agradezco que me lo hayas descubierto. Respecto al libro de Alfredo Grimaldos, miraré en la biblioteca, tal vez se encuentre entre los muchos que hay en ella sobre este tema.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El video al que más precisamente me refería en referencia al asunto de la ideología es: Marxismo: Cultura, ideología y hegemonía. Comunicación y lucha de clases. Nestor Kohan.

      https://www.youtube.com/watch?v=eMpbMO9jTVg

      Salud

      Eliminar