miércoles, 23 de diciembre de 2015

Las 300 Hiroshima de Italia / Manlio Dinucci






Las 300 Hiroshima de Italia 

Alemania, Bélgica, Holanda, Italia y Turquía –y probablemente Polonia muy próximamente– están violando el artículo 2 del Tratado de No Proliferación Nuclear (TPN) al almacenar en sus territorios las bombas atómicas de Estados Unidos. Por supuesto, en caso de guerra nuclear entre los dos Grandes, los primeros países afectados serían precisamente los que acogen ese tipo de armamento. El instinto de conservación debería impulsar los europeos a rechazar la presencia de ese tipo de armamento en sus países y exigir que se respete el TPN.




Ex gobernador de Moscú, el general Serguei Choigu es hoy ministro de Defensa de la Federación Rusa. También es presidente de la Sociedad Geográfica de Rusia. Hace muchos años que Rusia espera por una desnuclearización simultánea con Estados Unidos. Desgraciadamente, después de un breve momento de vacilación, a principios del mandato del presidente Obama, Estados Unidos optó por la reanudación de la carrera armamentista.


Mientras que la palabra «seguridad» resuena atronadoramente en nuestros oídos, amplificada por los megáfonos político-mediáticos, las palabras del ministro ruso de Defensa Serguei Choigu sobre la cada vez más peligrosa confrontación nuclear en Europa son mantenidas en el más estricto silencio. Ninguna alarma, ninguna reacción gubernamental en Italia sobre lo que dijo el ministro ruso:
«Unas 200 bombas nucleares estadounidenses están almacenadas en Italia, Bélgica, Holanda, Alemania y Turquía y ese arsenal está siendo objeto de un programa de renovación.»
Por esa razón,
«las fuerzas misilísticas estratégicas rusas mantienen más del 95% de sus dispositivos de lanzamiento listos para el combate en todo momento.»
Y mientras que un submarino ruso lanza, desde el Mediterráneo y contra objetivos del Emirato Islámico en Siria, una andanada de misiles de crucero Kalibr –que recorren a baja altitud unos 3 000 kilómetros y alcanzan 3 veces la velocidad del sonido en la fase final de su vuelo–, el presidente Putin advierte que «los misiles Kalibr pueden portar tanto ojivas convencionales como ojivas nucleares». Y agrega que «eso no es necesario en la lucha contra los terroristas y yo espero que nunca llegue a ser necesario».
Este claro mensaje, en realidad dirigido a la OTAN, en particular a los países europeos donde se almacenan las armas nucleares estadounidenses, es presentado en los medios de prensa como «bravuconería» de un Putin que «muestra sus músculos». De esa manera se trata de no alarmar a la población, manteniéndola en la total ignorancia del peligro al que está expuesta.
Las cerca de 70 bombas nucleares estadounidenses B-61, listas para ser utilizadas que se hallan en las bases de Aviano y de Ghedi-Torre [en Italia], están a punto de ser reemplazadas por las B61-12 [también estadounidenses]. Para ello –según documenta la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS, siglas en inglés) con una serie de imágenes satelitales– se ha procedido a modernizar esas 2 bases, que en 2013 y 2014 sirvieron de teatro a Steadfast Noon, el simulacro de guerra nuclear de la OTAN, con la participación de varios aviones de combate F-16 de Polonia, país que se ofreció para acoger aún más bombas atómicas estadounidenses.
La bomba B61-12 es una nueva arma nuclear que puede ser largada a unos 100 kilómetros del objetivo para «decapitar» el país enemigo mediante un primer golpe nuclear. Se borra así la diferencia entre el armamento nuclear estratégico –de largo alcance– y el armamento táctico –de corto alcance. Se ignora cuántas bombas nucleares del tipo B61-12 van a ser almacenadas en Italia, pero un estimado por defecto permite calcular que su potencia destructiva será equivalente a la de 300 bombas como la de Hiroshima.
Según las reglas del Grupo de Planificación de la OTAN –donde figura Italia–, los países donde Estados Unidos almacena sus armas nucleares «ponen a su disposición aviones equipados para transportar bombas nucleares y personal entrenado con ese fin». Pero «Estados Unidos conserva el control absoluto y la vigilancia de esas armas nucleares». La Federación de Científicos Estadounidenses confirma que en Ghedi Torre están almacenadas las bombas nucleares estadounidenses «para los Tornado italianos» y que pilotos italianos se entrenan para utilizarlas. Como está previsto reemplazar los Tornado por el nuevo avión de combate [estadounidense] F-35, los primeros pilotos italianos que completaron sur entrenamiento para los F-35 en la base Luke de la US Air Force, en Arizona, también se entrenaron en el uso de las bombas atómicas B61-12.
De esa manera, Italia viola el Tratado de No Proliferación Nuclear que ratificó en 1975, documento que compromete la República Italiana «a no recibir de nadie armas nucleares ni el control, directo o indirecto, de ese tipo de armamento» (Artículo 2). Italia se ha convertido, por consiguiente, en una base avanzada de la estrategia nuclear de Estados Unidos y de la OTAN y, por ende, en blanco de una posible represalia nuclear.
Lo anterior confiere una importancia vital a la lucha por la desnuclearización de Italia, sin la cual el reclamo generalizado de la abolición de las armas nucleares se convierte en simple fachada demagógica de aquellos que no quieren enfrentar la cuestión fundamental. Prueba de que el adormecimiento de las conciencias ha provocado incluso la pérdida del instinto de conservación.

Manlio Dinucci





***

7 comentarios:

  1. A los grandes oligarcas capitalistas les traen sin cuidado los países y su poblaciones, sus estratégicos cálculos no sólo contemplan la precisión de sus misiles, sino el lugar que ocuparán (que ya ocupan) para no ser alcanzados por éstos, ni por sus "efectos colaterales". Difícilmente se podrán despertar las conciencias ni el instinto de conservación mientras no se neutralice el masivo bombardeo mediático, cuyos nefastos efectos reflejan en gran medida, antes y después, las condicionadas urnas. -¿Y, díganme, carismáticos líderes seculares y emergentes, qué hay de la política exterior?... Esperamos instrucciones de Washington-. Mal vamos.

    Salud

    ResponderEliminar
  2. Sino estoy equivocado, nosotros formamos parte del paragüas nuclear de defensa de la OTAN con base en Rota (naval) y donde hay cuatro destructores, tres de seguimiento y uno de armamento nuclear preparado para disparar en cualquier momento.
    Por este hecho pienso que nosotros también violamos el tratado, aunque la base de Rota sea territorio americano.
    Por cierto, en Gibraltar siempre se reparan los submarinos nucleares ingleses, y no lo hacen frente a sus costas jamás. ¿ porqué será ?
    Salut

    ResponderEliminar
  3. "Prueba de que el adormecimiento de las conciencias ha provocado incluso la pérdida del instinto de conservación." dice Dinucci. Se equivoca. Si no se percibe el peligro, el resorte del instinto no salta. Ahí esta la clave de este asunto y la de la mayoría de las grandes cuestiones que "deberían" preocupar y hacer reaccionar a la población, a los "ciudadanos" a los integrantes de la mayoría silenciosa, a los militantes del sentido común. Pero esto es prácticamente imposible que ocurra en nuestras sociedades "controladas" por los medios de desinformación e incomunicación. Lo que no sale en esos medios, no existe. Y si sale deformado, retorcido, manipulado o mutilado, eso es lo que se percibe. La máxima dirigente de PODEMOS en Andalucía es una joven atractiva que se pasó mucho tiempo con su camiseta verde que reclamaba "una escuela pública para todos", una activista de las mareas, una militante de un partido que entonces se denominaba "anticapitalista", y una ciudadana creo que nacida en Rota. Pues bien, esta líder de opinión de una supuesta organización de izquierdas, ha declarado que la base de yanqui de Rota garantiza nuestra seguridad y además crea puestos de trabajo en la zona y que de algo hay que vivir. Éste es el nivel, y este es el "mensaje" más a la izquierda que es "difundible" en los medios de gran audiencia. Pues bien, esto nos da la medida de lo que puede percibir el ciudadano medio e incluso el informado y politizado. ¿Qué se puede esperar de esas "conciencias"?
    Es lo que hay.

    Pues nada, paciencia y persuación, que decía Lenin.


    Salud y comunismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mís casi 63 años, como decía Blas de Otero "leches", estimado LLG. Soy un desencantado, un nihil-hista, osease, un desesperanzado en la traducción más genuina del latín. Un no-ser.
      Desde el momento que les dimos pie a los idiotas del diseño (yuppies de la izquierda posteriores) cuando confiaron en aquel que decía "OTAN NO", para pasarse a "OTAN DE ENTRADA NO" y acabando con "OTAN SI" , la izquierda en España se empezó a romper.
      Siguió con el abono permanente de las barrigas llenas de la UGT (No nos olvidemos de la PSV, su desfalco a los cooperativistas y a Nicolas Redondo desapareciendo del mapa), para continuar con las prebendas en jugosas subvenciones anuales a los sindicatos.
      Continuó el baile en famoso de la revista Hola, con su ley Boyer, y acabamos con Bambi superestar donde se puso de relieve que el despido libre no era cosa de la derecha, sino trabajo de zapa de la supuesta izquierda.
      Al día de hoy, ha salido un tal Podemos sustituyendo lo que la verdadera izquierda no ha sabido, pero es otra patraña. El tal ideólogo Monedero sólo tiene de auténtico su apellido, porque esta en la antítesis del pensamiento de verdadera izquierda.
      Larga vida a Julio Anguita, el único con sentido común que no ha querido meterse a discursos porque como él mismo ha dicho, al igual hago perder votos hasta a los míos. ¡¡
      Salut

      Eliminar
  4. El bochornoso argumento de la citada dirigente de PODEMOS podría aplicarse, según su mismo razonamiento, a cualquier "empresa" o negocio por indeseable que fuera: la prostitución, por ejemplo. Claro que si, avidez electoral mediante, se asume de partida y sin rubor la mayor "Los inversores deberían estar tranquilos con Podemos porque no creemos que haya alternativa al libre mercado" (Pablo Iglesias), lo demás va de suyo... "por consiguiente", que solía decir aquel insigne alcahuete que prefería "morir apuñalado en el metro de Nueva York que de aburrimiento en las seguras calles de Moscú"... ¡Qué horizonte!

    Salud

    ResponderEliminar
  5. Perdone y no es necesario que lo publique, pero lea esto de la Vanguardia y vea como ha acabado el discurso de Juliana, y que nos lleva a lo de la OTAN del isidoro.
    Ya no le molesto más.
    Salut

    http://www.lavanguardia.com/politica/20151224/301006229872/de-entrada-no.html

    ResponderEliminar
  6. Molestia ninguna, amigo Miquel. Se agradece la aportación, el artículo del tal Juliana es una muestra más del grado de desinformación al que está sometido la minoría de ciudadanos que todavía lee la prensa. Y precisamente ese final me parece clamoroso, sobre todo si leemos y aprehendemos la realidad nuclear realmente existente de la que nos habla Dinucci. En fin, como decía Feuerbach: “La manera ingeniosa de escribir consiste, entre otras cosas, en suponer que también el lector tiene inteligencia, en no expresarlo todo explícitamente, en permitir que el lector formule las relaciones, condiciones y restricciones únicamente bajo las cuales es válida y puede ser concebida una proposición”

    De nuevo gracias y un saludo

    ResponderEliminar