viernes, 11 de marzo de 2016

#8M Entrevista con Berta Cáceres In Memoriam / Mario Casasús*




Tegucigalpa.- En entrevista con Clarín.cl Berta Cáceres, directora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), integrante de la plantilla de la Candidatura Independiente a la Presidencia de la República y defensora de la ecología, justifica su renuncia a participar en la farsa golpista y responsabiliza al régimen de facto y al Tribunal Electoral por la violencia, el terrorismo de Estado y los crímenes de lesa humanidad efectuados en nombre de la “democracia hondureña”, ya que los magistrados electorales tienen la potestad sobre el ejército y la policía nacional.

MC.- En México es imposible el registro de una Candidatura Independiente a la Presidencia de la República, ¿cómo entender que ustedes renunciaron al proceso electoral hondureño?

BC.- Primero habría que entender que las elecciones (2009) están siendo realizadas en el marco de un golpe de Estado, y que los golpistas tienen un poder real ante todas las instancias del Estado hondureño; aún con la restitución del Presidente Zelaya hay una situación muy difícil de cambiar a pocos días, por ejemplo el Tribunal Electoral organiza a una delegación de observadores internacionales que son los que han venido apoyando al golpe –destacan los senadores del Partido Republicano de Estados Unidos-, porque los magistrados del Tribunal Electoral representan los intereses de la oligarquía y a sus patrones del Partido Nacional y Liberal, han montado un fraude electoral, insisto a pesar de la restitución del Presidente Zelaya, habrá militarización y represión contra el pueblo hondureño porque recuerda que los golpistas llegaron al extremo de montar escuadrones de la muerte, incluso han emitido decretos para destinar fondos para contratar grupos de reservistas, en calidad de Ejército mercenario que van a estar en las mesas de votación. El ejército tendrá la potestad del Tribunal Electoral según los Acuerdos de San José, el pueblo se siente indignado de ver que los mismos militares que han asesinado y torturado sean lo que estén “vigilando” la democracia y las elecciones de este país, las razones de no participar en la farsa es por respeto al pueblo hondureño, no vamos a validar el golpe de Estado, lo que surja del proceso electoral será un gobierno golpista, es la continuación del régimen de facto con otro rostro que tomarán posesión el 27 de enero de 2010 y que le apuestan al proyecto neoliberal; nosotros no hemos perdido la perspectiva de que vamos a seguir en la política, dignificándola como nos enseñó Monseñor Romero, hasta lograr la Asamblea Nacional Constituyente y el retorno del orden constitucional.

MC.- Es un buen punto, la intensificación de la represión militar –del 29 de octubre de 2009- fue bajo las órdenes del Tribunal Electoral, ¿responsabilizan a los magistrados electorales de las futuras agresiones, del terrorismo de Estado y los crímenes de lesa humanidad? 

BC.- Es importante tener claro que aunque el Ejército pasó a las órdenes del Tribunal Electoral los militares están en una función de defender a los golpistas y parte de eso es el Tribunal Electoral, así que su estrategia de represión no ha concluido, el pueblo estará ante una amenaza clara de los grupos armados, somos un pueblo encañonado, queriéndolo obligar a ir al proceso electoral, un pueblo que tiene otras propuestas y puntos de vista, pero para los golpistas lo que piensa el pueblo es ilegal e inconstitucionales –dicen ellos-, pero según Micheletti el golpe de Estado no es inconstitucional. Es una línea de los golpistas, la que ordena que el ejército siga reprimiendo al pueblo hondureño, nosotros como población y Resistencia responsabilizamos a todos los golpistas, incluido el Tribunal Electoral porque nosotros conocemos a los magistrados que fueron puestos ilegalmente antes del golpe. Vamos a denunciar a todos los responsables de la represión ante la Corte Penal Internacional, la querella irá en particular contra el Tribunal Electoral que habla tanto de democracia y apertura y es una farsa, nosotros no podemos participar en esa farsa ni permitir que continúe la dictadura de Micheletti, nuestro llamado es a derrocar al régimen de facto. Estamos frente a una situación delicada en temas de derechos humanos y la Comunidad Internacional no debe olvidarse de las violaciones y crímenes de lesa humanidad, los grandes medios de comunicación no deben olvidarse de eso.



MC.- El presidente del Tribunal Electoral amenazó a todos los candidatos que renuncien a participar en el proceso del 29 de noviembre, so pena de cárcel. ¿Qué respuesta obtuvieron del Tribunal Electoral al presentar la renuncia de la Candidatura Independiente?

BC.- Legalmente el Tribunal Electoral no puede hacer nada contra nosotros, pero como estamos en una dictadura son capaces de todo. Debo compartir que el día de ayer ellos manifestaban cuando nosotros leímos la carta de renuncia, ellos manifestaban que “lamentaban, que tenían nostalgia”, es parte de todo el circo político del país, hubo algo que recalcaron: “con el retiro de la Candidatura Independiente estamos preocupados de la inestabilidad e inseguridad en el día de las elecciones”, oiga bien Mario, nuestra respuesta fue clara: “señores magistrados la violencia e inseguridad no ha venido de parte del pueblo ni de la Resistencia, ha venido de los que usurpan el poder, de la fuerza represiva, fuerza armada y policial, de los escuadrones de la muerte, ustedes saben que Billy Joya se pasea por Colombia contratando mercenarios, señores magistrados deben preocuparse del aparato represivo policial, militar y de los escuadrones de la muerte, de los golpistas viene la represión, nosotros tenemos a más de 30 compañeros asesinados y de esto no se habla, el feminicidio y el narcotráfico han crecido”, dijimos ante el Tribunal Electoral que los responsables de la violencia son los golpistas, pero en lugar de tener otra respuesta nos salen con amenazas, en el sentido de que al desatarse la violencia el día de la elección es culpa de la Candidatura Independiente (sic), es increíble.

MC.- Ahora mismo, en el mitin de la Resistencia, escuchamos la consigna “Que renuncien, que renuncien”, imagino que lo dicen al Partido Unificación Democrática, ¿ustedes están exigiéndole a la UD que renuncien a la Candidatura Presidencial?

BC.- En principio quisiera aclarar que el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado respeta la decisión particular de cada Partido Político Electoral solidario con la Resistencia, el Frente hizo un llamado general al desconocimiento es voluntad de cada instituto político tomar la opción de participar en el proceso electoral, pero si lo hacen creo que institución debe tener su propio análisis muy profundo sobre las consecuencias que puede traer esa decisión sobre adherirse o no a las elecciones, debe haber madurez política y desprendimiento. Hemos hablado con la UD, incluso anoche, nosotros no vamos a cuestionar sus decisiones si cualquiera de los candidatos participan, pero no vamos a dejar de hablar del contexto dictatorial y que el Frente de Resistencia tiene la libertad de tomar el posicionamiento ante las elecciones del 29 de noviembre, los partidos políticos no deben olvidar que esto trasciende a un día de elecciones, porque es la lucha contra una dictadura y la UD debe acompañar al pueblo hondureño.




MC.- Bertha, conversamos en 2009, ¿qué ha pasado desde entonces con la Resistencia y el COPINH?

BC.- Hemos venido madurando en nuestros espacios organizativos que son la base fundamental de la Resistencia, de la construcción colectiva de propuestas alternativas, para que el pueblo hondureños tenga una Patria con soberanía, dignidad y autodeterminación, con respeto a los derechos de las mujeres, los jóvenes, de las comunidades indígenas. Hemos vivido un proceso de reflexión que no ha sido fácil, buscamos la refundación del país, donde el pueblo debata y construya sus textos constitucionales, hemos estado en una batalla de ideas, pero no hemos renunciado a la movilización, hemos seguido en todos los espacios posibles ahora más que nunca que la oligarquía aprovecha el golpe de Estado para actuar con total impunidad en el saqueo de nuestras riquezas naturales, lo dijimos entonces: “una razón por la que dieron el golpe de Estado fue el avance del proyecto de dominación y colonización”, es lo que quieren concretizar los “diputados” del régimen de Lobo, al pretender vender nuestros ríos y nuestras tierras. Esta lucha histórica que hemos librado ahora se convierte en el contenido del proceso refundacional de la Constituyente.

MC.- ¿Qué piensas cuando la derecha se “apropia” del discurso de la Resistencia?, lo pregunto porque Porfirio Lobo habla de una Asamblea Constituyente, vocifera que se siente amenazado, dice ser víctima de un golpe de Estado…

BC.- Después de la gran lección que recibimos con el golpe de Estado: “la manipulación mediática sigue siendo un instrumento de desinformación de distorsión, incluso de terrorismo y criminalización social”, el pueblo hondureño lo aprendió a pesar del bombardeo de toda la maquinaria política de la derecha, no han podido convencer al pueblo hondureño del mensaje perverso y sistemático de los medios de comunicación. Aquí sigue mandando la derecha oligárquica más rancia de Latinoamérica, Pepe Lobo es un títere que lo pueden quitar cuando ya no les sea funcional, no le toleran frases que atentan contra el poder de la oligarquía, hay un desgaste total de la institucionalidad, no existe el Estado de derecho. La amenaza de un nuevo golpe de Estado pretende confundir al pueblo, victimizar al Lobo, hacer crecer su perfil ante la comunidad internacional, pero esas maniobras no las creemos, por peligrosas, seguiremos alertas y desnudando las mentiras de Lobo.

MC.- En la ciudad de Tegucigalpa vemos una militarización y excesiva presencia policial, ¿qué noticias recibe el COPINH sobre la militarización en las comunidades indígenas?

BC.- Hemos denunciado que hay una militarización en todo el país, no sólo por parte del Ejército hondureño y la policía local sino por las tropas norteamericanas que realizan sus maniobras conjuntas con el ejército de Colombia en Islas de la Bahía (al norte de Honduras); quieren imponer una lógica de aceptación del militarismo parecida a Colombia, nosotros hemos sido víctimas del hostigamiento –en las comunidades indígenas- de las tropas norteamericanas de Palmerola, esto no lo habíamos visto, llegan tropas del ejército norteamericano a fiscalizar nuestras oficinas. Vivimos un terrorismo de Estado, han asesinado a compañeros del COPINH, tenemos compañeros presos, nos han decomisado documentos, nos han golpeado, desalojado y reprimido. Ante todo esto, la respuesta digna de los pueblos indígenas es: más Resistencia, más organización, más organización y más propuestas.

MC.- El Paro cívico concluirá con una vigilia frente a la Embajada de Chile en Honduras, ¿por qué el COPINH convocó a una actividad en solidaridad con el pueblo mapuche?

BC.- Nuestros hermanos y hermanas de la Nación Mapuche no son alguien aparte, todas las comunidades indígenas tenemos una conexión histórica de rebeldía y resistencia, los pueblos originarios hemos aportado a la emancipación del continente, a pesar de los diferentes puntos geográficos jugamos un papel muy parecido y sufrimos la misma represión. Nos identificamos con la causa mapuche, nos solidarizamos con sus demandas, que el gobierno chileno cese en la criminalización de la Ley Antiterrorista ante la protesta pacífica del pueblo mapuche, exigimos que sean liberados los 57 presos políticos mapuches y que sean respetados sus territorios, el pueblo mapuche inspira a todos los pueblos indígenas, nosotros vamos a la Embajada de Chile para decirles: ¡el pueblo mapuche no está solo!, desde aquí –los hijos de Lempira- acompañamos a la “Gente de la tierra”; en la Resistencia hondureña debemos darle espacio a la solidaridad, es un pilar fundamental de la liberación. Le exigimos a Piñera que desista de aplicar la Ley Antiterrorista –dictada por Pinochet-; Mario, te quiero contar que a nosotros –en el COPINH- los comandantes del Ejército norteamericano en más de una ocasión nos han acusado de ser una “organización de tendencia comunista”, eso no nos aflige ni intimida, seguiremos adelante frente a la ridícula acusación de “terroristas” que nos adjudican desde la Base de Palmerola.

MC.- Finalmente, luego del golpe de Estado, ¿en qué está trabajando el COPINH?

BC.- Es una organización comunitaria de base, si bien es parte de las organizaciones que impulsaron la Candidatura Independiente nunca hemos dejado de lado su quehacer fundamental que es el movimiento social, particularmente de los pueblos indígenas, desde el principio participamos de lleno en la Resistencia. La semana pasada movilizamos a 200 compañeros y compañeras a los municipios de Lempira para mantener nuestras radios comunitarias indígenas para orientar, analizar, debatir, estamos participando en asambleas y jornadas, en eventos culturales de los Artistas en Resistencia, acompañamos al pueblo en su propia decisión sobre las estrategias para cumplir el desconocimiento de las elecciones, el pueblo lucha contra la dictadura y contra los mega-proyectos neoliberales que financian el golpe de Estado, por ejemplo estamos en plena lucha en el río Gualcarque en la sierra de Puca Opalaca, en donde los magnates golpistas Fredy Nazar y Miguel Facussé quieren adueñarse de esos ríos que son de las comunidades lencas, los pueblos indígenas tienen títulos comunitarios y los oligarcas quieren privatizar las tierras y aguas. Nosotros no hemos dejado la lucha, es difícil porque enfrentamos a los madereros que viven en la impunidad, hemos expulsado a 30 industrias explotadoras de madera, hemos detenido proyectos hidroeléctricos de trasnacionales, además hemos aumentado la participación del pueblo en las radios comunitarias.




*Entrevistas realizadas en Tegucigalpa, entre 2009 y 2010. Para el portal del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Honduras y el Clarín de Chile. Berta Cáceres (1973-2016), defensora de los derechos humanos y activista de la Resistencia en Honduras, fue asesinada el jueves 3 de marzo en su domicilio, por un grupo de paramilitares, Berta Cáceres denunció los crímenes de Estado desde 2009 y la complicidad de Estados Unidos mediante los operativos de la Base de Palmerola.


***



***